El sobrino del mago (The Magician's Nephew)

El sobrino del mago (The Magician's Nephew)

by C. S. Lewis, Pauline Baynes

NOOK BookSpanish-language Edition (eBook - Spanish-language Edition)

$7.99
View All Available Formats & Editions

Available on Compatible NOOK Devices and the free NOOK Apps.
WANT A NOOK?  Explore Now

Overview

Aquí está el ebook español de El sobrino del mago, libro uno de la serie clásica de fantasía, Las crónicas de Narnia. Esta versión ofrece dibujos esplendidos en blanco y negro dibujado por la ilustradora original, Pauline Baynes. En una aventura intrépida para salvar una vida, dos amigos son arrojados a otro mundo, donde una bruja mala quiere esclavizarlos. Pero después el canción del león Aslan se forma a una tierra nueva, una tierra que se va llamar Narnia. Y en Narnia, todas cosas son posibles. El sobrino del mago es el primer libro de la serie clásica de fantasía de C.S. Lewis, la serie que ha encantado al público de todas edades para más que sesenta años. Este es una novela sola, pero si quieres regresar a Narnia, lees El león, la bruja y el ropero, el segundo libro de Las crónicas de Narnia.

Product Details

ISBN-13: 9780062246684
Publisher: HarperCollins Espanol
Publication date: 12/04/2012
Series: Chronicles of Narnia Series
Sold by: HARPERCOLLINS
Format: NOOK Book
Pages: 256
Sales rank: 596,389
File size: 6 MB
Age Range: 8 - 18 Years

About the Author

Clive Staples Lewis (1898-1963) fue uno de los intelectuales más importantes del siglo veinte y podría decirse que fue el escritor cristiano más influyente de su tiempo. Fue profesor particular de literatura inglesa y miembro de la junta de gobierno en la Universidad Oxford hasta 1954, cuando fue nombrado profesor de literatura medieval y renacentista en la Universidad Cambridge, cargo que desempeñó hasta que se jubiló. Sus contribuciones a la crítica literaria, literatura infantil, literatura fantástica y teología popular le trajeron fama y aclamación a nivel internacional. C. S. Lewis escribió más de treinta libros, lo cual le permitió alcanzar una enorme audiencia, y sus obras aún atraen a miles de nuevos lectores cada año. Sus más distinguidas y populares obras incluyen Las crónicas de Narnia, Los cuatro amores, Cartas del diablo a su sobrino y Mero cristianismo.

 

Date of Birth:

November 29, 1898

Date of Death:

November 22, 1963

Place of Birth:

Belfast, Nothern Ireland

Place of Death:

Headington, England

Education:

Oxford University 1917-1923; Elected fellow of Magdalen College, Oxford in 1925

Read an Excerpt

El Sobrino del Mago


By C. Lewis

HarperCollins Publishers, Inc.

Copyright © 2006 C. Lewis
All right reserved.

ISBN: 0060884274

Capitulo Uno

La puerta equivocada

Este es el relato de algo que sucedio hace mucho tiempo, cuando tu abuelo era un nino. Es una historia muy importante porque muestra como empezaron todas las idas y venidas entre nuestro mundo y el de Narnia.

En aquellos tiempos Sherlock Holmes vivia aun en la calle Baker y los Bastable buscaban tesoros en Lewisham Road. En aquellos tiem-pos, los ninos tenian que llevar un rigido cuello almidonado a diario, y las escuelas eran por lo general mas desagradables que hoy en dia. Aunque las comidas eran mejores; y en cuanto a los dulces, no quiero ni contarte lo baratos y deliciosos que eran, porque solo conseguiria que se te hiciera la boca agua en vano! Y en esa epoca vivia en Londres una nina llamada Polly Plummer.

La nina vivia en una de las viviendas que, pegadas unas a otras, formaban una larga hilera. Una manana, mientras estaba en el jardin trasero de su casa, un nino se encaramo desde el jardin de al lado y saco la cabeza por encima del muro. Polly se sorprendio mucho porque hasta aquel momento no habia habido ninos en la casa contigua, unicamente el senor Ketterley y la senorita Ketterley, que eran hermanos y solteros, algo mayores ya, y vivian alli juntos. Por ese motivo, la nina alzo la vista, llena de curiosidad. El rostro del ninodesconocido estaba mugriento, y no podria haber estado mas sucio si el muchacho se hubiera restregado las manos en la tierra, despues se hubiera puesto a llorar y a continuacion se hubiera secado el rostro con las manos. A decir verdad, aquello era casi exactamente lo que habia ocurrido.

-- Hola-- saludo Polly.

-- Hola-- respondio el -- . Como te llamas?

-- Polly-- dijo ella -- . Y tu?

-- Digory.

-- Vaya, que nombre mas gracioso!-- comento Polly.

-- No es ni la mitad de gracioso que Polly-- replico el.

-- Si, si que lo es-- dijo Polly.

-- No, no lo es-- protesto Digory.

-- Por lo menos yo me lavo la cara-- dijo Polly -- , que es lo que deberias hacer, especialmente despues de...-- Y alli se detuvo.

Habia estado a punto de decir «despues de haber lloriqueado», pero penso que no resultaria muy educado.

-- Pues si que lo he hecho, y que?-- repuso Digory en voz mucho mas alta, igual que un nino que se siente tan desgraciado que no le importa quien sepa que ha llorado -- . Y tambien tu llorarias-- prosiguio --si hubieras vivido toda tu vida en el campo y hubieras tenido un poni y un rio al fondo del jardin, y de repente te hubieran traido a vivir a un agujero repugnante como este.

-- Londres no es un agujero-- replico Polly muy indignada.

Pero el nino estaba demasiado exaltado para prestarle atencion y siguio hablando:

-- Y si tu padre estuviera en la India..., y hubieras venido a vivir con una tia y un tio que esta loco, dime tu a quien le gustaria...; y si el motivo fuera que tienen que cuidar de tu madre... y tu madre estuviera enferma y se fuera a... se fuera a... morir.

En aquel momento su rostro se altero totalmente, como sucede cuando intentas contener las lagrimas.

-- No lo sabia. Lo siento-- se disculpo Polly humildemente.

Y a continuacion, puesto que apenas sabia que decir, y tambien para desviar los pensamientos de Digory hacia temas mas alegres, pregunto:

-- De verdad esta loco el senor Ketterley?

-- Bueno, o esta loco-- dijo Digory --o algo raro pasa. Tiene un estudio en el desvan y tia Letty dice que no debo subir jamas alli. De entrada, eso ya parece sospechoso, y ademas hay otra cosa. Siempre que intenta decirme algo a la hora de las comidas, porque jamas habla con mi tia, ella siempre lo hace callar, diciendo: «No molestes al nino, Andrew», o «Estoy segura de que Digory no quiere oir hablar

de eso», o tambien: «Que te parece, Digory? No te gustaria salir a jugar al jardin?».

-- Que clase de cosas intenta decirte?

-- No lo se. Nunca llega a decirme nada. Y todavia hay mas. Una noche, mejor dicho, ayer por la noche, cuando pasaba por delante de la escalera que conduce al desvan para ir a acostarme, y por cierto, no es que me guste mucho pasar por delante de esa escalera, estoy seguro de que oi un alarido.

-- A lo mejor tiene a una esposa loca encerrada ahi arriba.

-- Si, ya lo he pensado.

-- O quiza es falsificador de billetes.

-- O tal vez de joven fuera pirata, como el que sale al principio de La isla del tesoro, y ahora se viera obligado a esconderse de sus antiguos cama-radas.

-- Que emocion!-- exclamo Polly -- . No sabia que tu casa fuera tan interesante.

-- Quiza tu la encuentres interesante-- refunfuno el -- , pero no te gustaria si tuvieras que dormir alli. Que te pareceria permanecer despierta en la cama mientras oyes los pasos del tio Andrew avan-zando sigilosamente por el pasillo hacia tu habitacion? Y tiene unos ojos horribles.

Asi fue como Polly y Digory se conocieron: y puesto que acababan de empezar las vacaciones de verano y ninguno de ellos se iba a la playa aquel ano, se veian casi a diario.

Sus aventuras se debieron en gran medida a que fue uno de los veranos mas lluviosos y frios que habia habido en muchos anos, y eso los obligo a realizar actividades de interior; se las podria llamar «exploraciones caseras». Resulta maravilloso lo mucho que se puede explorar con el cabo de una vela en una casa grande, o en una hilera de casas. Hacia tiempo que Polly habia descubierto que si

se abria cierta puertecita del desvan de su casa se encontraba el deposito de agua y un lugar oscuro detras de el al que se podia acceder trepando con cuidado. El lugar oscuro era como un tunel largo con una pared de ladrillos a un lado y un tejado inclinado al otro, y en el tejado habia pequenos retazos de luz entre . . .

Continues...


Excerpted from El Sobrino del Mago by C. Lewis Copyright © 2006 by C. Lewis. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Customer Reviews