El príncipe Caspian (Prince Caspian: The Return to Narnia)

El príncipe Caspian (Prince Caspian: The Return to Narnia)

Audiobook(Other - Spanish-language Edition With Earbuds)

$59.99
View All Available Formats & Editions
Choose Expedited Shipping at checkout for guaranteed delivery by Thursday, August 29

Overview

UN PRÍNCIPE LUCHA POR SU CORONA

NARNIA

...donde los animales hablan

...donde los árboles caminan

...donde una batalla está a punto de comenzar.

Un príncipe pierde su derecho al trono y decide juntar un ejército para liberar su tierras de un rey impostor. Pero en últimas, será una batalla de honor entre los dos hombres, la que terminará decidiendo el destino del mundo entero.

Product Details

ISBN-13: 9781615455621
Publisher: Findaway World, LLC
Publication date: 07/28/2009
Series: Chronicles of Narnia Series
Edition description: Spanish-language Edition With Earbuds
Product dimensions: 4.60(w) x 7.80(h) x 1.30(d)
Age Range: 9 - 12 Years

About the Author

Clive Staples Lewis (1898-1963) was one of the intellectual giants of the twentieth century and arguably one of the most influential writers of his day. He was a Fellow and Tutor in English Literature at Oxford University until 1954, when he was unanimously elected to the Chair of Medieval and Renaissance Literature at Cambridge University, a position he held until his retirement. He wrote more than thirty books, allowing him to reach a vast audience, and his works continue to attract thousands of new readers every year. His most distinguished and popular accomplishments include Mere Christianity, Out of the Silent Planet, The Great Divorce, The Screwtape Letters, and the universally acknowledged classics The Chronicles of Narnia. To date, the Narnia books have sold over 100 million copies and been transformed into three major motion pictures.

Clive Staples Lewis (1898-1963) fue uno de los intelectuales más importantes del siglo veinte y podría decirse que fue el escritor cristiano más influyente de su tiempo. Fue profesor particular de literatura inglesa y miembro de la junta de gobierno en la Universidad Oxford hasta 1954, cuando fue nombrado profesor de literatura medieval y renacentista en la Universidad Cambridge, cargo que desempeñó hasta que se jubiló. Sus contribuciones a la crítica literaria, literatura infantil, literatura fantástica y teología popular le trajeron fama y aclamación a nivel internacional. C. S. Lewis escribió más de treinta libros, lo cual le permitió alcanzar una enorme audiencia, y sus obras aún atraen a miles de nuevos lectores cada año. Sus más distinguidas y populares obras incluyen Las Crónicas de Narnia, Los Cuatro Amores, Cartas del Diablo a Su Sobrino y Mero Cristianismo.

Date of Birth:

November 29, 1898

Date of Death:

November 22, 1963

Place of Birth:

Belfast, Nothern Ireland

Place of Death:

Headington, England

Education:

Oxford University 1917-1923; Elected fellow of Magdalen College, Oxford in 1925

Read an Excerpt

El Principe Caspian


By C. Lewis

HarperCollins Publishers, Inc.

Copyright © 2005 C. Lewis
All right reserved.

ISBN: 0060884282

Capitulo Uno

La isla

Habia una vez cuatro ninos llamados Peter, Susan, Edmund y Lucy que, segun se cuenta en un libro llamado El leon, la bruja y el armario, habian corrido una extraordinaria aventura. Tras abrir la puerta de un armario magico, habian ido a parar a un mundo muy distinto del nuestro, y en aquel mundo distinto se habian convertido en reyes y reinas de un lugar llamado Narnia. Mientras estuvieron alli les parecio que reinaban durante anos y anos; pero cuando regresaron a traves de la puerta y volvieron a encontrarse en su mundo, resulto que no habian estado fuera ni un minuto de nuestro tiempo. En cualquier caso, nadie se dio cuenta de que habian estado ausentes, y ellos jamas se lo contaron a nadie, a excepcion de a un adulto muy sabio.

Habia transcurrido ya un ano de todo aquello, y los cuatro estaban en ese momento sentados en un banco de una estacion de ferrocarril con baules y cajas de juegos amontonados a su alrededor. Iban, de hecho, de regreso a la escuela. Habian viajado juntos hasta aquella estacion, que era un cruce de vias; y alli, unos cuantos minutos mas tarde, debia llegar un tren que se llevaria a las ninas a una escuela y, al cabo de una media hora, llegaria otro en el que los ninos partirian en direccion a otra escuela. La primera parte del viaje, que realizaban juntos, siempre les parecia una prolongacion de las vacaciones; pero ahora que iban a decirse adios y a marcharse en direcciones opuestas tan pronto, todos sentian que las vacaciones habian finalizado de verdad y tambien que regresaban las sensaciones provocadas por el retorno del periodo escolar. Por eso estaban un tanto deprimidos y a nadie se le ocurria nada que decir. Lucy iba a ir a un internado por primera vez en su vida.

Era una estacion rural, vacia y sonolienta, y no habia nadie en el anden excepto ellos. De improviso Lucy profirio un grito agudo, como alguien a quien ha picado una avispa.

-- Que sucede, Lu?-- pregunto Edmund; y entonces, de repente, se interrumpio y emitio un ruidito que sono parecido a «Ou!».

-- Que diablos...?-- empezo a decir Peter, y a continuacion tambien el cambio lo que habia estado a punto de decir, y en su lugar exclamo -- : Susan, suelta! Que haces? Adonde me estas arrastrando?

-- Yo no te he tocado-- protesto ella -- . Alguien esta tirando de mi. Oh... oh... oh... basta!

Todos advirtieron que los rostros de los demas habian palidecido terriblemente.

-- Yo he sentido justo lo mismo-- dijo Edmund con voz jadeante -- . Como si me estuvieran arrastrando. Un tiron de lo mas espantoso... Uy! Ya empieza otra vez.

-- Yo siento lo mismo-- indico Lucy -- . Ay, no puedo soportarlo.

-- Pronto!-- grito Edmund -- . Agarraos todos de las manos y manteneos bien juntos. Esto es magia; lo se por la sensacion que produce. Rapido!

-- Si-- corroboro Susan -- . Tomemonos de la mano. Como deseo que pare... Ay!

En un instante el equipaje, el asiento, el anden y la estacion se habian desvanecido totalmente, y los cuatro ninos, asidos de la mano y sin aliento, se encontraron de pie en un lugar frondoso, tan lleno de arboles que se les clavaban las ramas y apenas habia espacio para moverse. Se frotaron los ojos y aspiraron con fuerza.

-- Cielos, Peter!-- exclamo Lucy -- . Crees que es posible que hayamos regresado a Narnia?

-- Podria ser cualquier sitio-- respondio el -- . No veo mas alla de mis narices con todos estos arboles. Intentemos salir a campo abierto..., si es que existe.

Con algunas dificultades, y bastantes escozores producto de las ortigas y pinchazos recibidos de los matorrales de espinos, consiguieron abrirse paso fuera de la espesura. Fue entonces cuando recibieron otra sorpresa. Todo se torno mucho mas brillante, y tras unos cuantos pasos se encontraron en el linde del bosque, contemplando una playa de arena. Unos pocos metros mas alla, un mar muy tranquilo lamia la playa con olas tan diminutas que apenas producian ruido. No se avistaba tierra y no habia nubes en el cielo. El sol se encontraba donde se suponia que debia estar a las diez de la manana, y el mar era de un azul deslumbrante. Permanecieron inmoviles olisqueando el mar.

-- Diantre!-- dijo Peter -- . Esto es fantastico.

A los cinco minutos todos estaban descalzos y remojandose en las frescas y transparentes aguas.

-- Esto es mejor que estar en un tren sofocante de vuelta al latin, el frances y el algebra!-- declaro Edmund.

Y durante un buen rato nadie volvio a hablar y se dedicaron solo a chapotear y buscar camarones y cangrejos.

-- De todos modos-- dijo Susan finalmente -- , supongo que tendremos que hacer planes. No tardaremos en querer comer algo.

-- Tenemos los sandwiches que nuestra madre nos dio para el viaje-- indico Edmund -- . Al menos yo tengo los mios.

-- Yo no-- repuso Lucy -- , los mios estaban en la bolsa.

-- Los mios tambien-- anadio Susan.

-- Los mios estan en el bolsillo del abrigo, alli en la playa-- dijo Peter -- . Es decir: dos almuerzos para repartir entre cuatro. No va a resultar muy divertido.

-- En estos momentos tengo mas sed que hambre-- declaro Lucy.

Todos se sentian sedientos, como acostumbra a suceder despues de remojarse en agua salada bajo un sol ardiente.

-- Es como si fueramos naufragos-- comento Edmund -- . En los libros siempre encuentran manantiales de agua dulce y transparente en las islas. Asi que sera mejor que vayamos en su busca.

-- Significa eso que debemos regresar al interior de ese bosque tan espeso?-- inquirio Susan.

-- En absoluto-- contesto Peter -- . Si hay arroyos, seguro que descienden hasta el mar, y si recorremos la playa ya vereis como los encontraremos.

Vadearon de vuelta entonces y atravesaron primero la arena suave y humeda y luego ascendieron por la arena seca y desmenuzada que se pega a los dedos, y empezaron a ponerse los calcetines y los zapatos. Edmund y Lucy querian dejarlos alli y explorar con los pies descalzos, pero Susan dijo que era una locura.

Continues...


Excerpted from El Principe Caspian by C. Lewis Copyright © 2005 by C. Lewis. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Customer Reviews

Most Helpful Customer Reviews

See All Customer Reviews

El príncipe Caspian (Prince Caspian: The Return to Narnia) 4 out of 5 based on 0 ratings. 1 reviews.
Anonymous More than 1 year ago